HISTORIA DEL EXCONVENTO DE SAN JERÓNIMO TLACOCHAHUAYA

Es un edificio cuya construcción iniciaron los dominicos en 1586. La fachada del templo es de estilo barroco, con incrustaciones de piedras talladas zapotecas. El interior presenta adornos de pintura policromada y preciosos altares y retablos platerescos. En el coro se encuentra un bello órgano, restaurando hace pocos años. Tlacochahuaya se localiza muy cerca de la ciudad de Oaxaca en el camino a Mitla.

Este templo y convento se empezó a construir a mediados del Siglo XVI bajo la vigilancia de Fray Jordán de Santa Catalina, quién debido a su espíritu austero y penitente, no quiso que se edificara una obra portentosa, si no una casa de observación donde los dominicos pudieran guardar la ley para la santificación del alma. A esto se debió su construcción sencilla, un tanto lóbrega con celdas bajas, estrechas, oscuras y apartadas del camino real para alejarla de la tentación mundana, es decir, a imitación de los primeros anacoretas cristianos que prefirieron vivir en grutas y cuevas.

 

Digno de admiración es el San Jerónimo del pintor indígena Juan de Arrué, de quién dice el más notable de los historiadores oaxaqueños Francisco de Burgoa: que aunque no hubiera pintado otra cosa bastará este cuadro de San Jerónimo para hacerle célebre en el mundo. Efectivamente, esta obra puede compararse con la mejores que embellecen el Escorial y San Pedro en Roma. Entre las esculturas se encuentra: un padre eterno que sostiene entre sus manos un cristo crucificado.

 

 

 

Prolongación de Zaragoza S/N San Jerónimo, Tlacochahuaya, Oax.70460

Tel.:  (951) 513-44-16 & 132-85-28

  quintasanjeronimo@hotmail.com

00flottttee.jpg